Joomla TemplatesWeb HostingFree Joomla Templates
Inicio Literatura infantil Asteriscos
Información: Su navegador no acepta cookies. Para agregar un libro a la cesta debe activar las cookies en su navegador.
PDFImprimirE-mail

Asteriscos

Asteriscos, Carlos López, 2011, 80 p., ISBN 978-607-420-079-9, $80.00

:

:

:

( Carlos López )
$80.00

Infórmese sobre este producto

 

Viñeta

 

Estos asteriscos son una invitación al diálogo con las letras, los signos, los números, para conocerlos más allá de su representación gráfica. Las letras no son sólo trazos; contienen historias, nos hablan; al ponerlas unas detrás de otras, se crean palabras; con éstas, arte. Mientras más las cuidamos, mejor nos expresan. Los signos son compañeros en nuestra búsqueda estética por medio de las palabras. Los números están en cada fragmento del Universo. Palabras, signos y números, con imaginación, sacan chispas, son el origen del fuego.

 

 


Viñeta

 

Asteriscos, de Carlos López

Juan Antonio Rosado

 

La función lúdica ha sido una de las más relevantes en la historia de la literatura, desde los meros juegos de palabras y la ambigüedad, hasta el hibridismo genérico, la fragmentación y la mezcla de imágenes visuales con verso o prosa. Johan Huizinga, en su Homo ludens, concibe de hecho la cultura entera como un juego, y todo juego posee sus reglas. En las bellas letras, sobre todo en la poesía, se ha presentado esta función a través de la experimentación y de muy diversos modos. Los epigramas y palíndromos, por ejemplo, siempre han participado de la función lúdica, así como las célebres greguerías de Ramón Gómez de la Serna. Y a este autor español, al igual que a Pierre-Jules Renard, Guillaume Apollinaire y Sótades de Maronea les debe mucho el más reciente libro de Carlos López, poeta guatemalteco radicado en México y autor de varios volúmenes de palíndromos.

Asteriscos es una obra lúdica no sólo porque combina las imágenes del dibujante Carlos Adampol Galindo con textos concisos, breves, fugaces como cohetes, sino también porque en cada «cohete» —para evocar un libro de Baudelaire así llamado (Cohetes)— juega consigo mismo, con la imagen y con la cultura en general. Cada signo de puntuación, cada letra, cada número cobra vida, una vida hasta entonces insospechada, casi inaudita si no tuviéramos los antecedentes mencionados. La imaginación poética asocia distintas presencias —a menudo lejanas en la realidad, pero cercanas en la fantasía— a esos signos de puntuación, letras y números, que adquieren nuevos significados. Existe, en consecuencia, una función metaliteraria y metalingüística en el sentido de que es la misma lengua la que reflexiona y juega consigo misma. La coma es un «Rasguño en la espalda textual», y la imagen de Carlos Adampol representa ese rasguño sobre un texto «libertino». El punto es «la cabeza de un náufrago en un océano de letras», y en la imagen contemplamos a un punto sobre un violento oleaje compuesto de letras. Signos con que juega el autor son el guion largo, el guion bajo, la diagonal doble («torre de Pisa vista de lejos»), el asterisco («Estrella que cae»), el signo de tanto por ciento (%) («Ojos sorprendidos al ver que las tortillas volvieron a subir de precio»), entre otros muchos. Pero no sólo estos signos pasan por la mirada lúdica del poeta; también las letras y los números: «La X es un molino de viento», «La U es el Cañón del Sumidero», «La s es una lombriz», mientras que la S «es una víbora de cascabel». En cuanto a los números, se les describe tanto expresados con letras como por su propio signo aritmético. Así, el «Uno busca el principio del conocimiento; en uno está todo»; en contraste, el 1, «solitario, flaco, usa su mano de visera para ver el horizonte».

El libro está dividido en cuatro partes: «Asteriscos», «Ludografías», «ArteletrA» (con palíndromos) y «Numerología», pero todo se halla cifrado en la antigua función lúdica de la literatura, que combina dibujo con palabras, y a la que el autor siempre ha sido fiel.

 

Siempre!, 3055, 1 enero, 2012, p. 70-71 
 


Viñeta

Daniela Camacho

 

Es un libro hermoso; imaginativo, lúdico, cuidado. Me encantó. Está lleno de conocimiento y ternura. El diseño es espectacular.

 

 


Viñeta

Jesús Lladó

 

Carlos López, además de ser el alma de la bien conocida por nosotros Editorial Praxis, es un escritor ingenioso. Pero además, desde mi punto de vista, es un artista de las letras. Su capacidad de jugar con ellas y los signos ortográficos es extraordinaria. Buena muestra de ello es su magnífico y altamente recomendable libro Asteriscos.

Empieza con el capítulo sobre los signos: coma, punto, punto y coma, paréntesis, admiración, arroba, etcétera. Sigue con el titulado «Ludografías», donde juega gráficamente con las letras del alfabeto. Continúa con «Arteletra», dedicado a los palíndromos, y acaba con el dedicado a los números, «Numerología».

Es uno de aquellos libros que producen un gran placer visual y mental, sobre todo a los amantes del lenguaje. Creo que no debería faltar en nuestras bibliotecas.

 

 Semagames, 92, España, sep., 2011, p. 16-17

 


Viñeta

JL Perdomo Orellana

 

Es un libro que vale su peso en oro fino. Me alegró el día y la vida.

 


Viñeta

 

En unas cuantas miradas

      Beatriz Camacho

Dese tiempos antiguos los seres humanos hemos tenido la gran necesidad de representar la vida por medio de imágenes. Una muestra de esto son las pinturas rupestres, en donde encontramos las primeras manifestaciones de la vida antigua. Así es como el ser humano comienza a imaginar y a crear para responder a sus propios cuestionamientos. Es importante señalar que estos antiguos creadores también eran grandes observadores, sobre todo de la bóveda celeste, de ahí que le hayan puesto tantos nombres a las constelaciones, de donde también han surgido diversos mitos. De ellos hemos heredado la fascinación por mirar el cielo y encontrarle formas a las nubes, o detenernos a observar un árbol y descubrir en sus troncos diversas figuras, ya sean humanas, de animales o de objetos; algunas abstractas otras más concretas, no importa lo difíciles o sencillas que parezcan, porque nuestra imaginación no tiene límites y una muestra de ello es el libro Asteriscos de Carlos López, editado por la Editorial Praxis en el año 2011.

En este libro el autor nos propone echar una mirada a la variedad de estrellas estampadas en cada página, con la intención de crear un puente entre el pensamiento y la escritura para estimular a la imaginación y a la creatividad. Más que una propuesta de lectura, el autor nos da múltiples posibilidades de acercarnos a los elementos de la escritura. La brevedad de los textos es un recurso audaz para una lectura que tiene como finalidad explotar al máximo nuestras capacidades creativas para poder asociarlas al arte de la escritura de manera lúdica. Carlos López no sólo nos muestra su capacidad de observación sino que también desafía nuestra imaginación y de esta manera nos hace entrar en el juego de encontrar nuevas formas y figuras a partir de sus  ideas; es decir que al mismo tiempo estamos creando nuestras propias historias e imágenes. De esta manera, Asteriscos nos induce no sólo a explotar nuestras capacidades lectoras, sino también nos incita a reflexionar a partir de nuestras propias experiencias.

La columna vertebral del libro es la imagen como una posibilidad cognitiva y lúdica para todos los que tienen bien presente el juego de la imaginación. El cuerpo humano, el sol, el mar, un anuncio en la calle pueden servir como referentes para hacer analogías con las diferentes herramientas de la escritura. Ésta, como una de las manifestaciones humanas más antiguas, es fundamental para la composición de este libro, en donde todo es posible: como el hecho de que una estrella caiga sobre la inmensidad de las letras, o que el eclipse lunar sea quien abra una idea para que cierre con la luna en cuarto creciente y que los cuerpos humanos se conviertan en letras y que las letras dialoguen con los números. Asteriscos es un libro que nos enseña otras formas de entender el mundo que nos rodea. Su lectura se da en unas cuantas miradas que hacen despertar nuestra imaginación sin prejuicios ni límites, como debe de ser toda buena literatura. 

 





Libros relacionados

La roca coral
La roca coral
$100.00
Voses de Guatemala
Voses de Guatemala
$400.00
Diccionario bio-bibliográfico de literatos guatemaltecos
Diccionario bio-bibliográfico de literatos guatemaltecos
$200.00
El destello del topacio
El destello del topacio
$20.00
Fuego azul
Fuego azul
$60.00
Helarte de la errata (AGOTADO)
Helarte de la errata (AGOTADO)
$60.00
Homenaje a Germán List Arzubide en sus 97 años
Homenaje a Germán List Arzubide en sus 97 años
$20.00
Los otros grandes
Los otros grandes
$30.00
Los poemas de la poesía, t. I, A-C
Los poemas de la poesía, t. I, A-C
$280.00
Los poemas de la poesía, t. II, D-J
Los poemas de la poesía, t. II, D-J
$280.00
Naves se van
Naves se van
$100.00
Uso de los anteojos para todo género de vistas (AGOTADO)
Uso de los anteojos para todo género de vistas (AGOTADO)
$30.00
Decálogos, mandamientos, credos, consejos y preceptos para ofici
Decálogos, mandamientos, credos, consejos y preceptos para ofici
$150.00
Aten al planeta
Aten al planeta
$120.00
Helarte de la errata
Helarte de la errata
$180.00
El que a yerro
El que a yerro
$300.00
A veces arde Roma
A veces arde Roma
$40.00






Géneros
Autores
Información: Su navegador no acepta cookies. Para agregar un libro a la cesta debe activar las cookies en su navegador.


Cesta de libros
Tienda Praxis
Su cesta está vacía.