Joomla TemplatesWeb HostingFree Joomla Templates
Inicio Crónica Aquellas Guateviejas. Selecciones de Río Revuelto (AGOTADO)
Información: Su navegador no acepta cookies. Para agregar un libro a la cesta debe activar las cookies en su navegador.
PDFImprimirE-mail

Aquellas Guateviejas. Selecciones de Río Revuelto (AGOTADO)

( José Calderón Salazar )

Aquellas Guateviejas. Selecciones de Río Revuelto (AGOTADO)
Ver imagen grande


$90.00


Viñeta

José Calderón Salazar nació en Guatemala el 22 de enero de 1911. Obtuvo el título de licenciado en letras en el Centro Cultural Universitario (Universidad Iberoamericana).
        Ha publicado Agua de regreso, que mereció el elogio de don José Rodríguez Cerna; El Vaticano y la II Guerra Mundial, editado en México y Costa Rica; y Oscar Compañero.
        Trabajó en diversos medios nacionales e internacionales. En Guatemala, fue director de Nuestro Diario, y durante más de 18 años publicó en Prensa Libre sus columnas «Ahora» y «Río Revuelto». 
 


Viñeta

Elly Rodríguez González
 

Este libro es una selección de columnas dedicadas a Guatemala en la ausencia. No la ausencia serena y clara de Rafael Landívar, sino la desgarradora inquietud por la patria perdida y sólo entrevista en la lejanía del tiempo. Landívar cantó dulcemente su recuerdo desde la ausencia. JCS llora por su país inalcanzable, pero al cual regresa con estas páginas que duelen adentro.
        JCS juega aquí con las canicas del tiempo ido y presente.
        Estas Guateviejas son un retomar al país de los cuarenta volcanes, del incomparable cielo azul y de la patria con olor a caoba como dijo de ella Pablo Neruda.
        Cuando los lectores tengan en sus manos y bajo sus ojos estas páginas rememorativas, José Calderón Salazar habrá conseguido, siquiera en sueños, dejar de ser un transterrado y verá de nuevo el paisaje humano que es su obsesión.
 


Viñeta

Carlos López

En esta paciente recopilación y selección de textos, realizada con diligencia por el autor, hay un mosaico temático con un solo límite: Guatemala. O mejor aún: hay un muchas guatemalas metidas en un solo amor. La prosa poética, vigorosa, de José Calderón Salazar echa raíces, pero al mismo tiempo echa leña al fuego. Sufre intensamente su país, pero sabe que la patria es un accidente. Llora por esa morenaza de mi alma, pero cree que la nacionalidad no es un don sino una carga. Y, porque es humanista, tiene conciencia de que llorar por la injusticia en Guatemala es llorar por las injusticias del mundo. 


Viñeta

Elly Rodríguez González
 

 

José Calderón Salazarfue hasta su muerte un solitario. Jamás perteneció a ninguna sociedad de bombos mutuos. Escribió para el pueblo. Y su llorar por Guatemala no fue una pose sino un auténtico llorar a la luz del recuerdo.
 


Viñeta

VM

Textos entrañables son los que conforman este pequeño libro de José Calderón Salazar. Los poemas son sencillos. Son textos líricos que hablan del amor del prelado por los desheredados, de su resurrección en las filas de su pueblo y de la conversión de su nombre y su figura en un símbolo de lucha. 
 


Viñeta

José Calderón Salazar

Estas líneas cortas, sin arte fastuoso, pero inspiradas en la única fuente válida y verdadera —la vida, la muerte y la resurrección—, han sido escritas para la gente sencilla, la del pueblo centroamericano, que llamó padre y Oscar compañero, a San Romero de América, como lo aclamó, a su tiempo, Pedro Casaldáliga.

Líneas cortadas y pobres, para los pobres que lo amaron. Para los que besaron el pan de su mano siempre abierta. Para los niños que le pedían caramelos.

Para las mujeres de su pueblo.

Para los trabajadores que le rogaban bendijera sus palas, sus hachas, sus azadones, sus barretas, martillos y lágrimas.

Para los incrédulos que empezaron a creer al ver cómo rezaba y cómo sonreía.

Para quienes lo amaron vivo y lo aclamaron matado, pero no muerto.

Para aquellos a quienes defendió con su palabra, aunque no fueran cristianos.

Para los analfabetos que aprendieron a deletrear el amor de su nombre.

Para los desaparecidos y los torturados.

Y para mí, que tantas veces besé su voz por teléfono.

Versos de pueblo y de combate. No versos intelectuales.

Versos para cantarse y rezarse frente a la tumba donde espera, con su resurrección, la de su pueblo.
 

 


:

:

:

Disponibilidad

Actualmente el libro no está disponible.
Entrega en:

not_available.gif

Opiniones de los usuarios:

No hay opiniones para este libro.
Por favor, regístrese para escribir una opinión.



Géneros
Autores
Información: Su navegador no acepta cookies. Para agregar un libro a la cesta debe activar las cookies en su navegador.


Cesta de libros
Tienda Praxis
Su cesta está vacía.